miércoles, 22 de febrero de 2017

El taller Literario/¿Se puede enseñar a escribir?

El Taller Literario
"Un taller es fundamentalmente un lugar de encuentro, donde quien tiene una vocación literaria, viene a encontrarse con sus pares". Isidoro Blaisten

Un taller tiene valor en la medida en que todo el grupo es capaz de producir conocimientos, adquirir destrezas y reflexionar. Es un lugar donde podemos transformarnos en personajes, traducir sensaciones y pinceladas de un paisaje que con el tiempo, puede ser una verdadera búsqueda estètica que afirme la voz personal, sentida y arriesgada.
En el taller, descubrimos el placer de escribir y leer, "desmitificando" la idea de que la escritura es accesible para unos pocos iluminados. Se fomenta una real apropiación del lenguaje como herramienta de expresión/construcción. Jugamos estableciendo una relación abierta en un  mundo ilimitado, perdemos el miedo a la hoja en blanco, difundimos lo escrito entre los compañeros, como una experiencia enriquecedora que permite recoger la opinión del otro acerca de nuestro trabajo, no desde el rol de la crítica, sino desde las impresiones generadas por las lecturas de estos, que posibilitan la interacción -autor/lector-y el debate.
El coordinador
Es un guía, que propone lecturas, consignas, ejercicios, juegos y todo tipo de dispositivos de aprendizaje y creación. No encierra el saber, sino que propone trabajos. Es un facilitador que promueve la participación y la colaboración entre los talleristas.Estos son los verdaderos protagonistas, a los cuales se les brinda soporte y estímulos constantes. Leer es parte fundamental de un taller literario. Desde la coordinación se comparten y recomiendan lecturas, algunas para ser analizadas, otras para profundizar y expandir el universo literario.
Análisis de un texto
Implica no sólo una penetración crítica en su contenido básico, sino tambièn una sensiblidad aguda, una permanente inquietud intelectual, un estado de predisposición a la búsqueda. De esta manera, quien lee puede asumir una postura de curiosidad, la de quien pregunta e indaga. No se busca la lectura puramente mecánica, ni colocarse frente al texto como si estuvièsemos  magnetizados por la palabra del autor.
Las consignas
Son pautas o fórmulas propuestas a todos los talleristas para estimular y orientar la producción de textos. Una de las posibilidades, de trabajar con consignas es la de pensarlas como un desafío.Ahí está el coordinador en la ocupación de descubrir surcos nuevos, evitando apelar a aparatos de repetición mecánica, es un poseedor de cajas repletas de material variado. Toda consigna es una apuesta, ya que el juego consiste en provocar "desentumecimiento".
Cada semana una historia diferente. Cada encuentro una nueva oportunidad para el juego, la invención, la posibilidad de acceder a otros mundos y de crear nuevos lenguajes.



 Fragmento escogido de El arte de escribir, de Antoine Albalalt, escritor, crítico y ensayista francès:
¿Puede escribir todo el mundo? ¿Se puede enseñar a escribir?
Hay muchas personas que dirigidas y aconsejadas, pueden formar y aumentar sus aptitudes hasta llegar a tener talento. Muchos ignoran sus propias fuerzas y ni siquiera sospechan que poseeen potencial para escribir.
Las tres cuartas partes de las personas escriben mal porque no se les ha demostrado, el mecanismo de estilo, la anatomía de la escritura, cómo se encuentra una imagen, cómo se construye una frase.
En principio, todo el mundo puede contar lo que ha visto ¿Por què no ha de poder cada uno escribirlo? La escritura no es más que la transpiración de la palabra hablada. Muchas personas, declaran el arte de escribir: "inaccesible e indemostrable, que enseñar a escribir es imposible o que es cuestión de inspiración, y no puede enseñarse a tenerla". En esto hay una confusión. En el arte de escribir hay una parte demostrable, algo de oficio, una especie de trabajo detallado y profundo que proporciona casi tantos recursos como la inspiración. Hay cualidades no adquiridas y por adquirir. Las que pueden adquirirse superan tal vez a las que se poseen.
El trabajo ayuda a la inspiración; èl es quien la hace fructificar; por èl se llega a duplicar las propias fuerzas. No se trata, bien entendido, de dar fórmulas seguras, reglas matemáticas, recetas infalibles para escamotear las dificulatades y encontrar bellezas ficticias. Se trata de descomponer la forma, de analizar los giros y las expresiones.
La primera condición preparatoria para escribir es la de conocerse, y para eso es preciso examinarse, conocerse a sí mismo, estudiarse, saber, como dice Horacio, què peso se puede echar uno sobre los hombros ¿Cuáles son sus preferencias? ¿Tiene usted aptitudes para la novela, para el diálogo, para la poesía, para la descripción? Nada es más fácil que conocerse a sí mismo literalmente. Nuestra imaginación tiene mirajes que nos engañan. El verdadero germen está, a veces, ahogado y no aparece hasta muy tarde. Gautier se creía nacido para la pintura, Rousseau no comprendió que era escritor hasta los cuarenta años, Honorato de Balzac estuvo muchos años escribiendo novelas de aventuras. Una casualidad nos revela a nosotro mismos. No triunfaremos siempre en lo que más nos agrada. Para tener completa certidumbre de nuestra vocación es necesario repetir ensayos, volver a empezar las pruebas, cambiar de ejercicio, pasar de una lectura a otra. 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Poema Carnevale, del libro "Naufragar en espirales"

En la tierra danzan máscaras
            demonios
pícaros               arrogantes.
Mágica metamorfosis en un viaje tribal que engaña a la muerte.
Paraíso de los dioses espiritu de animales  halo de incienso.
                   Signos
                   símbolos
metáfora del tiempo y del espacio.
Hombros y caderas
ritmo frènetico en una matriz circular.
El pasado repite sus ceremonias:
                sueño
                embriaguez
                colores
                intinto primitivo.

Buscan su identidad imágenes que llegan desde lejos.

                            Resisten.


Poema e ilustración de Marcela Galván

martes, 15 de noviembre de 2016

Naufragar en espirales


video





P R O E M I O


Cuando el verso inaugura el poema, este es algo así como un criptograma que alberga como la valva de una ostra, la gema forma que es nada más y nada menos que su contenido significado. Así nomás de visible/invisible, así nomás de esencia sustancial.
Tal la órbita de este poemario que abre sus formas capullos en espiralados sonidos aromas. La forma poética discurre, se despliega,  ondula, retorna y se abre y dice, fónica y significativa y ritma entre la sucesión y la pausa, entre la brevedad sugerente que se adentra y puntúa y el espacio significante (silencio sonoro) y vuelve a abrirse cada vez –en cada página siguiente– en la concentración vibrátil que acentúa otro juego espiralado. Y así ES.
Y por eso el paratexto activo, título emblemático y paradigma, con ese verbo en modo infinitivo que no hace, que no conjuga pero es y hace hacer espirales al poema, a los poemas, a su vida-esencia dinámica porque supera la cerrazón de todo círculo y se abre siempre Fénix, renaciendo de sus cenizas en cada uno, en cada topos/poema, que es al mismo tiempo cronos y es camino.
Naufragar en espirales (valga el oxímoron) es navío y es zozobra y es la apariencia de un fracaso. Es aprender zozobrando y volver a nacer: es esperanza. Por eso dice: “(…) exorcizar la pérdida y continuar. / Partir y volver a partir siempre”.  “(…) La cámara inicia el vuelo / renace bajo la luz estacionaria del ocaso”.   “(…) Náufrago/poeta: descubridor de islas en tierra firme”. 
Naufragar en espirales es agua vital, líquido amniótico prenatal y es parto: nacer como naufragio, y vida posnatal como camino trascendente: espiral/es: poesía en los poemas, en el poemario.
Gracias, poeta. Gracias, Marcela Galván.

                                                                  Kelly Gavinoser

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Poesía Africana

Poesía Africana

África es un continente que ha estado sujeto a influencias coloniales de Inglaterra, Portugal, Francia, Alemania, entre otros; cada uno de estos países dejó su legado sociocultural que hace del fenómeno literario algo complejo. Aunado a esto , el continente africano alberga el quince por ciento de la población mundial y existen más de tres mil distintos grupos étnicos, que tienen su propia tradición oral.
A pesar de este panorama, en el continente se ha experimentado un desarrollo literario tenaz que se ve reflejado en sus poemas.
Aunque los primeros escritos africanos tienen vínculos con Europa, Medio Oriente, así como influencias musulmanas e islámicas, varios escritores optaron por eximir a África de las condiciones de pobreza, enfermedades y desnutrición, y presentar la otra cara en la escena literaria internacional.
África es una potencia cultural con la forma de iceberg: la mayor parte de su volumen está oculto y es invisible a simple vista.
Para romper con los mitos de que el poeta africano siempre habla de "sombras", "ancestros" o de su "patria".Toyin Adewale Gabriel (1969), es una poeta nigeriana muy destacada en su país, y con el poema Safari se ríe entre seria e irónica de los prejuicios que cargan sobre África y lo que debería ser "literatura africana".

Cuando leí mis poemas,
goteantes de fuego y alcantarillas,
me preguntaron:"¿No escribe usted
acerca de árboles y constelaciones?".
Y yo dije, en esta tierra amamos con dolor
hasta las melenas parecen látigos.
No puedo fingir que la sangre en
mi boca es salsa de tomate.  



Y aquí otro poema, del Angolés Joa Maimona.

 Luz

No le lances a mi pecho
palabras sórdidas palabras viejas
a mi pecho no le lancen 
palabras viejas palabras sórdidas
inventaré las mías
en el piso de la ciudad
en el suelo del campo
en la oscuridad de la soledad.
A mi camino no le lancen
palabras viejas palabras sórdidas
iré en busca de la palabra
donde los hombres desconocen el grito
iré en busca de la palabra
donde los hombres cultivan en el pecho
las palabras que han de ser dichas:
dichas a la ventana de la ciudad
iré en busca de la palabra
y diré lo que se dice entre las paredes
para que de la palabra nazca la luz.
No me lancen palabras sórdidas
palabras viejas
inventaré las mías
y seré un pedazo de palabra. 


Y para conocer un poco más la poesía africana contemporánea, finalizamos  
 con la poeta Gcina Mhlope nacida en Hammarsdale, Suráfrica. 



 AZUL CIELO 

¿Alguna vez te has preguntado
por qué es azul el cielo?
Pues bien, yo sí.
Y creo que sé por qué
Lo es porque es profundo
De un tipo amplio de profundidad
De un tipo generoso de amplitud
Es un azul de un corazón tan cálido
que deja que el sol brille
tan lejos y resplandeciente como el Sol quiera
en su recorrido aventurero y fogoso
Un azul de corazón amable
que deja que las estrellas titilantes
y los planetas dancen o fluctúen
o floten con la libertad que quieran
Un azul que es lo suficientemente humilde
para retroceder y dejar que las nubes de lluvia
se detengan todo el tiempo que quieran
aferrándose una a la otra, besándose
y abrazándose apasionadamente
antes de estallar en un trueno
y dejar que la lluvia
caiga y caiga por horas sin fin
incluso días o semanas
hasta que las nubes lentamente se retiren
Y entonces verás el cielo otra vez
aún ahí, aún azul
Sí, de un azul amoroso
que abraza a la luna con
dedos plateados y gentiles
Un azul que empuja a la luna
a sonreír con ternura a los amantes jóvenes
recién picados por primera vez
por el bicho legendario del amor
El cielo es azul
como una página en blanco
para poder inventar sueños nuevos
y poder izar las ambiciones en alto
y que regresen para llevarnos, diminutos humanos,
en nuevos viajes mágicos cada vez
y escribir mensajes especiales sobre alas de viento
con destinatarios sin fin
Así que, ¿lo ves ahora?
El cielo está eternamente ahí, eternamente amplio,
siempre amable, y siempre hospitalario
Un azul que no es triste, aunque muchos así lo piensen
Un azul de mente abierta
Un azul eterno
de forma tranquila, despreocupada y serena
Cielo azul, de verdad.


"Los hombre mueren, pero sus palabras pueden vivir para siempre."
Proverbio africano


Marcela Galván

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Danza y poesía, palabras en movimiento.



Danza y poesía-Palabras en movimiento

En 1903, Rubén Darío asiste al estreno de Isadora Duncan en Paris. El resultado será “Miss Isadora Duncan”. En ella Darío reflexiona sobre varias cuestiones: “la rareza de Isadora”, la belleza de sus movimientos, y pone en juego dos problemáticas intensas: cómo representar por escrito el movimiento de la danza y la relación del ritmo entre danza y poesía. Para el primero de los puntos, Darío elige comparar a Isadora con las pinturas y las artes clásicas y “ponerlas en movimiento”. Sumando "el gesto anterior y el gesto posterior” a las artes inmóviles, da con el movimiento de Isadora. En cuanto al ritmo encuentra en ella un poema encarnado cuya rítmica es equiparable a su propia poética.
Rubén Darío ve en la bailarina una suma de arte, filosofía, ciencia pero fundamentalmente, un cuerpo en movimiento y una escena cultural. 
Existe una homología entre las figuras verbales y las figuras caminantes. Esa insistencia en utilizar el simbolismo de la danza en sus escritos, es otra manera de glorificar y reinvindicar el valor del cuerpo. En el poema "Liminar" de Cantos de Rubén Darío utiliza la metonimia del ritmo y la música para la danza, realizando un desplazamiento que le permite asimilar la teoría de Duncan a la suya acerca del hecho poético. El cuerpo vibrante de la bailarina es también el cuerpo de la poesía. En su crónica periodística de 1927, Los funerales de Isadora Duncan, Cèsar Vallejo escribió desde París, a modo de despedida y de declaración de amor a la danza: "La tierra retiene para siempre el latido de sus pies desnudos, que ritman el latido de su corazón". Platón habló del poeta como de esa cosa “liviana, alada, sagrada”. Lo mismo se podría decir de una bailarina o de un bailarín. 
Octavio Paz concebía la poesía como la erotización del lenguaje y al amor como la poetización del sexo. Otra danza. El cuerpo de la bailarina es el mismo cuerpo de la poesía. Una antigua danza sagrada se mueve con las palabras del poeta. El ritmo universal que señaló Rubén Darío. La danza se une a la poesía en los rituales de la guerra y el amor. Las palabras desplazándose y atrayéndose mutuamente: Danza y poesía. El cuerpo que dibuja con sus pasos una metáfora que no se puede aprehender porque es más rápida que la inteligencia. Y los acentos sobre las frases, antiguos tambores de intensidades que señalan una danza.
Las danzas de Duncan, según Darío, serían poemas de actitudes y gestos sujetos al ritmo personal. La bailarina de los pies desnudos atraía el amor de los poetas.
¿A una manera de moverse correspondería una manera de usar las palabras? Un lenguaje en movimiento. Acaso los poetas intuyen que sus palabras son las líneas de una danza ligera y corporal.
Según Nietzsche lo grave y lo pesado ha de ser superado por la ligereza de la danza, por eso a la hora de establecer criterios de valor señala que nuestra primera cuestión sobre el valor de un libro, de un ser humano o de una composición musical es: ¿pueden ellos andar? Incluso más ¿pueden ellos bailar?
Para el filósofo y poeta alemán, la danza forma, junto con la música y el poema, la tríada fundamental de expresión estética dionisíaca; en el fondo es el cuerpo el que se eleva con la danza a un lugar privilegiado. Un segundo nivel, tiene un perfil más alegórico y metafórico, al poner la danza en relación con el pensamiento y el lenguaje. Y por último un tercer nivel en el que la danza constituye como la serpiente, la vida entre los dedos y es precisa la agilidad de un bailarín para seguirla sobre sus caminos tortuosos.

Esa imagen del bailarín que se eleva sobre la tierra, también reconcilia al filósofo y al poeta, al sabio y al artista, simbolizando simplemente lo viviente.
El que danza reconoce la realidad con la ‘punta de su pie’,  al mismo tiempo que dialoga con la tierra que le soporta y con el cielo que le atrae, expresando con su cuerpo y sus movimientos todo un homenaje a la vida. 

Para el poeta Paul Valery de la cadencia de la marcha y el ritmo del corazón, surgen música y danza, y del ritmo de la música la rima de la palabra. En la danza fue primero la imitación, después el símbolo. En la poesía primero la rima, después la elaboración compleja de las ideas. Cuando más ritmo/rima tienen la música y la poesía, más cerca se encuentran de sus estadios primeros.

A raíz de sus dos afirmaciones concluye el escritor, que la realización de cualquier obra de arte es un arte ella misma que tiene como pretexto la obra, pero en la que en realidad el tema es siempre la acción y la acción, en todas las artes, es siempre danza.

Asegura que la danza es una poesía general de la acción de los seres vivos y escribe la metáfora de la metáfora diciendo que esta figura del lenguaje es una pirueta de la idea.





Marcela Galván

miércoles, 24 de agosto de 2016


El viento y la hoja, Abbas Kiarostami

Abbas Kiarostami, fue guionista, montador, director artístico y productor de cine, poeta, pintor, ilustrador, diseñador gráfico y fotógrafo iraní (nacido en Teherán el 22 de junio de 1940, y fallecido el 4 de julio de 2016 en Francia). Forma parte de la generación de cineastas de la Nouvelle Vague iraní, un movimiento de cine persa que comenzó a finales de los 60. Estos cineastas comparten muchas técnicas comunes, incluyendo el uso del diálogo poético y la narración alegórica al hacer frente a las cuestiones políticas y filosóficas.  

Se dice que al principio fue el verbo (la palabra), pero para mí el principio es siempre una imagen. Cuando pienso en una conversación, siempre empieza con imágenes. Y lo que me gusta de la fotografía es la inscripción de ese momento único:totalmente efímero. Haces la fotografía, y un segundo después, todo ha cambiado. Cuando arrancas un árbol que tiene sus raíces en la tierra, y lo llevas a otro lugar, el árbol ya no da sus frutos. Y si lo hace, la fruta no será tan buena como lo era en su lugar original. Esta es una regla de la naturaleza.Creo que si hubiera dejado mi país, me hubiera pasado como el árbol. 





Cuando en mi bolsillo no tengo nada
tengo poemas
cuando en la nevera no tengo nada
tengo poemas
cuando en el corazón no tengo nada
nada tengo. 

                                                                                  El globo que de niño
                                                                                  se me llevó el viento
                                                                                 aterrizó hoy en mi poema.

Hoy
me quedo en casa
no abro la puerta a nadie
pero carece de puerta y de paredes
la casa de mi mente
amigos discrepantes
conocido incompatibles
van y vienen.


                                                 Fotos y poemas de Abbas Kiarostami

martes, 16 de agosto de 2016

Ecfrasis-Galería de palabras

La ècfrasis es una mimesis doble, en tanto se constituye en "una representación verbal de una representación plástica".
El arte plástico se convierte en un "pretexto" del acto poètico.No se trata de una simple imitación o de considerar que el poeta traduce el lenguaje verbal lo que es propio del lenguaje pictórico, acá lo que opera es la intertextualidad, en tanto hay resignificación y reinvención.
La ècfrasis es arte que nace del arte: literatura que se inspira en las artes visuales.Si hubiera que aislar una causa que explicara dicho fenómeno de seducción ejercida por los pintores sobre los poetas, èste sería el mito romántico de la inmediatez que se le atribuye al proceso creativo del artista plástico. Mientras el poeta produce con esfuerzo, el poeta pintor se deja llevar por su inspiración, de tal manera que las imagenes gestadas por su imaginación fluyen a travès de sus ojos hasta su mano, como si de un caudal inagotable se tratara.
En una carta de Rilke, èste confiesa que desde 1906 la influencia más decisiva en el desarrollo de su poesía provenía del conocimiento de la pintura de Cèzanne.
Apollinaire, al introducir en sus caligramas una dimensión estètica visual, complementaria de la verbal, establece en el poema una interrelación espacio tiempo. La pintura, como una segunda naturaleza, deviene espejo de la poesía.
 Las artes plásticas se inscriben en el espacio estáticamente y las artes verbales se desarrollan en el tiempo: la pintura intenta romper el estatismo, la poesía busca la materialidad del espacio.
Varios poetas se han inspirado en las obras pictóricas de reconocidos artistas: Rafael Alberti con EL Bosco, John Ashbery con Parmigianino, Ernst con Picasso y Miró, entre otros.
Joan Miró

Paul Cèzanne


Paradojas y oxímoros

Este poema tiene que ver con el lenguaje en un nivel muy básico.
Observa cómo se dirige a ti. Tú miras por la ventana
o pretendes juguetear con algo. Lo entiendes, pero no lo entiendes realmente.
No lo captas, o él no te capta a ti. Ninguno de los dos lo capta.

El poema está triste porque le gustaría ser tuyo, pero no puede.
¿Qué es «un nivel muy básico»? Es eso, y también otras cosas,
que forman un sistema que él intenta poner en juego. ¿En juego?
Bueno, la verdad es que sí, aunque yo considero que el juego es

una cosa externa y más profunda, un patrón encontrado en sueños
tal como la división de la gracia de estos largos días de agosto,
sin prueba alguna. Final abierto. Y antes de que te des cuenta
se pierde en el ajetreo ruidoso de las máquinas de escribir.

Te la han jugado una vez más. Yo creo que tú existes solamente
para convencerme de que lo haga, en tu propio nivel, y luego ya no estás allí
o adoptas una actitud diferente. Y el poema
me ha empujado hasta ponerme suavemente a tu lado. El poema eres tú.

John Ashbery



La inspiración del artista consiste en guiar, en abrir los ojos más rebeldes, en enseñar a ver como se enseña a leer, y en mostrar el camino del trazo al espíritu.   

Marcela Galván


martes, 13 de octubre de 2015

Cine Debate en la Biblioteca: "Con ánimo de amar" Film de Wong Kar Wai

Es un momento agitado.
Ella baja la cabeza,
para darle una ocasión de acercarse.
Pero èl no puede pues le falta valor.
Ella da la vuelta y se aleja.

Esa era ha pasado.
Nada de lo que perteneció a ella existe más.

El recuerda esos años desvanecidos.
Como si observase a travès de un cristal polvoriento,
el pasado es algo que puede ver, pero no puede tocar.
Y todo lo que ve es borroso e indistinto.

Poesía que precede y cierra el Film: "Con ánimo de amar"

El delicado arte de sugerir
Wong Kar Wai hace gala de aquel principio que Hemingway llamaba "la punta del iceberg", de la habilidad de contar el todo a travès de sus partes.El film "Con ánimo de amar", está narrada por medio de los colores, las atmósferas, la mística. Es un ritual encantatorio, casi hipnótico. Los personajes, actúan el deseo de otros y ensayan gestos ajenos para reprimir o desplazar los propios.
Explota la sutileza y la profundidad de la imagen, con apenas una mirada. Con un gesto, logra esa complicidad con el mundo interior del espectador. Porque uno siente que está ahí, tiene la certeza que está caminando por esos pasillos con los protagonistas.
Delicado equilibrio entre lo callado, lo imaginado, lo temido, lo ensayado y lo efectivamente vivido.
Otra de las estrategias del director Wong Kar Wai es no tener que desnudar un cuerpo para mostrarlo gozoso. El erotismo de su cine pasa por el ocultamiento. Todo aquello que deja ver en forma fragmentada,parcializada o semi cubierta, antecede siempre a un estado de excitación. Es ese pudor visual lo que lo eleva por encima de lo vulgar. La cámara está, o bien corrida de lugar, o bien articulando la imagen con el fuera de campo, o sea, aquello que no alcanzamos a ver, pero de lo que se da cuenta.
Los acontecimientos no siempre operan en sus escenas por su presencia, sino por su ausencia.  Nunca muestra una escena, sino que siempre deja a resguardo un resto y en ese espacio semiabierto es por donde se cuelan el erotismo y el arte de la sutileza.
"Mientras haya tiempo existe la oportunidad, pero cuando hay oportunidad ya no queda más tiempo,como se consume un cigarrillo se consume todo".
En los comienzos del film vemos una serie de cuadros, lo que indica que es parte de la condición humana este deseo de congelar momentos. La presencia de los relojes a su vez indica que el tiempo no para, sigue, los aplasta, se consume como el humo del cigarrillo.
El amor no se piensa, es irracional y son las normas sociales lo que lo reprimen.
La lluvia cada vez más intensa, nos muestra el verdadero dolor de los protagonsitas, la naturaleza está llorando por ellos.
Esta lluvia, tambièn, nos simboliza lo nuevo, la purificación, limpia sin pedir permiso. Los personajes están sobrepasados por un  mundo de murmullos, reflejos, ventanas, pasillos, puertas, muros de separación, imposibilidades físicas que impiden la expresión de los sentimientos.La música, no casualmente con predominio de cuerdas para impregnar al film de tanta melancolía, con la intervención apenas perceptible de una percusión, parece marcar los latidos del corazón.
Los objetos y las locaciones contienen una connotación emocional, todo esta ahí para hacernos "sentir".
Desfiles en "ralenti", cortinas y espejos que protegen y multiplican puertas, la lluvia que obliga a buscar refugio en los callejones...
Y por último el secreto, hace un esfuerzo por materializarse en el interior de aquel agujero del templo sagrado, mientras la cámara encuadra y dirige la danza de ese rumor, por las inmediaciones del lugar.


  Sábado 10 de octubre 2015: último encuentro del año/Ciclo "Cine debate en la Biblioteca"
Marcela Galván
   

XVIII Juegos Florales 2015 "Los poetas del encuentro"

El límite

El horizonte se expande
sobre márgenes abiertas.
Un ojo alerta
derrama
paisajes.
El otro, apenas percibe
frágil la memoria.
Un abismo irreal
atrapa el centro.
Detrás el mar, diluye gota a gota
matices en la sombra.
Sostiene la mirada
un juego intemporal.
El sueño repone universos corroídos.
La vigilia es un cántaro roto
donde las voces escapan.
Agua que brota:muere/regresa.
Simbiosis perfecta del tiempo y
el espacio.

El hombre espera,
se deja,

                    cae.


1° Mención en Poesía
Inspirada en la obra de la artista plástica Susana Rovó.

San Martín, 3 de octubre 2015

Marcela Galván

domingo, 16 de noviembre de 2014

Ciudades

                                         Acorazados rascacielos se contorsionan,
                                                     desgarran en azul intenso.
                                          En una perspectiva oscura,
                                                     un hombre busca, interroga.
                                          Otros, sueñan libertades,
                                           y hunden
                                                 el tiempo en almohadas gastadas.
                                          Las ventanas simulan espacios,
                                          dentro laten rumores, silencios, soledades.
                                          La  ciudad... un espejo distorsionado.
                                        

                                          El sol apenas resiste sobre un cartel de letras oxidadas.


Artista plástico Josè Curia

martes, 28 de octubre de 2014

Grietas

Un golpe apenas
rumor a lo lejos
en una pared gastada
se entreteje el tiempo/la memoria
mientras lo lejano asoma
caminamos en círculo
al borde de la locura
en las grietas
la palabra busca
muro físico
cuerpos en penumbra/amordazados.
Huir

                           la verdad es un salto al vacío.





Marcela Galván